En el idioma que prefieras

sábado, 24 de marzo de 2012

De mi puño y letra: Admirando a Fernando Beltrán


Un hombre digno de admiración, que es un claro ejemplo de que todos tenemos algo que nos hace ser diferentes. No es necesario que se trate una habilidad, sino que en su caso fue su pasión por la poesía lo que le ha llevado a destacar.
Y no es sólo debido a que se le de bien se le da poesía, porque como el ha admitido la poesía no le daba de comer. A partir de las experiencias que ha vivido, se dió cuenta de que había una profesión que le gustaba la de nombrador (es decir una profesión que se inventó él mismo) porque descubrió que una de sus pasiones en la vida era la de poner nombres a las cosas, ya que considera que detras de cada producto y de cada servicio hay una historia que contar y para el nombre tiene que mucho que ver. O también que existían productos cuyo nombre no estaba acorde. Y de esta forma, estamos ante una persona que día a día se autorrealiza con el trabajo que realiza, algo que es digno de admirar y que creo que cualquier persona poniendo la creatividad de su parte es capaz de realizar, ¿por qué quién nos iba a decir hace 20 años que alguien podia vivir de poner nombres a las cosas?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Haz click en el video :-)